Lactancia

CLAVES PARA UNA LACTANCIA FELIZ

Lo cierto es que el tema de la lactancia es un mundo a parte, pero si algo me ha llamado la atención en este tiempo y algo me ha movido a escribir este post, es la gran controversia y los conflictos que surgen de un acto tan natural y maravilloso como es alimentar de forma natural a tu bebé.

Pues bien chicas, mamis y futuras…Podría hablar largo y tendido y aburriros un poquito también, pero realmente este post surge de la necesidad de ayudar a todas esas mamás que tenéis miedo a una lactancia insatisfactoria y también a aquellas que no conseguís sentiros bien, a gusto con ella y que incluso en alguna ocasión os habéis planteado abandonarla.

Os dejo una frase que me encanta: “cuando nace un bebé, también nace una madre. Tu vida empieza en el momento en el que creas otra vida.”

Y esto queridas mamás, es totalmente cierto. Cuando nace un bebé todo gira en torno a él, a sus necesidades. Pero qué pasa con nosotras? Quién se para a preguntarnos cómo nos sentimos? Y es que en nuestro interior acaba de nacer una parte de nosotras!

Si bien es cierto que no hay nada perfecto, que cada mamá hace las cosas como mejor le parecen y que toda manera de pensar es siempre respetable, hoy vengo a daros una serie de claves que considero “claves”, valga la redundancia en este mundo tan maravilloso llamado “LACTANCIA”.

1- El contacto piel con piel es un paso muy importante en la instauración de la lactancia ¡Que no te engañen! En el momento en el que tu bebé nace es imprescindible para crear un vínculo mamá-bebé.

¿Sabías que tu bebé nace con un instinto innato con el cual es capaz de “trepar” hasta tu pecho solito? Por el tacto y el olfato, el bebé puede llegar hasta él y agarrarlo para posteriormente comenzar la succión.

Para todas las que os preguntéis… Y qué pasa con las cesáreas? Si el bebé está estable, siempre que se pueda es conveniente realizarlo también, y si… Es posible! Yo lo he visto de primera mano.

2 – Los períodos de reactividad en el bebé, sabes qué son y para que sirven?: Los 15-30 primeros minutos son muy importantes para el inicio de la lactancia ya que es durante ese período en el cual tu bebé se encuentra más activo y despierto. Acaba de salir y tiene que adaptarse, tiene que “luchar” para salir adelante (Sus pulmones comienzan a funcionar).

Si tu bebé se duerme, no pasa nada! Cuando transcurren esos 30 minutos, entra en período de “reposo”. En torno a las 4-6h posparto, comienza su segundo período de reactividad en el cual, volverá a despertar.

3 – La importancia de un correcto agarre: Si algo me dice la experiencia es que la postura de agarre es crucial a la hora del correcto establecimiento de la lactancia.

Una correcta postura evitará la aparición de grietas en los pezones, ingurgitación e incluso una posible mastitis.

Los signos que nos indicarán un buen agarre son: El mentón del bebé toca el pecho, la boca está bien abierta, el labio inferior está hacia fuera (evertido) y las mejillas están redondeadas (nunca hundidas!!) cuando succiona. Además se tiene que ver más areola por encima de la boca que por debajo. Si el bebé está bien agarrado… la lactancia NO DUELE!.

Importante: El bebé respira por la nariz cuando nace… Recuerda dejarla siempre libre!

4- El vínculo afectivo es NECESARIO: Tu bebé no mama sólo para alimentarse. Lo cierto es que muchas mamis sólo ponen al bebé al pecho cuando lo escuchan llorar y piensan que tiene hambre… Pero no. Cuando veas que está inquieto, chupetea, bosteza o se lleva la mano a la boca, buscará tranquilizarse de esa manera.

Intenta no agobiarte si ves que los primeros días parece que está “enchufado” al pecho! Os estáis conociendo, todo es nuevo para ambos, así que… daros vuestro tiempo.

5- El comité de lactancia materna NO recomienda el uso de chupetes ni tetinas hasta que la lactancia esté bien instaurada. El bebé tiene que conocer tu pecho, hacerse a él.

6 – La “subida de la leche” de la que todo el mundo habla y muchas mamás apenas perciben, no es algo de privilegiadas, no todas las mujeres notan esta subida, pero todas tienen leche. Y cuando comienza esta subida de la leche? En general, se produce en torno al 2-3 días posparto. Así que no te agobies el primer día y piensa que tu bebé lleva nueve meses en un ambiente muy diferente en el cual no tenía que succionar de un pecho para alimentarse!
La mejor manera de comprobar que la lactancia está funcionando, no es el tiempo que tarda en pedir una toma, o que está mucho tiempo dormido, sino, valorando las micciones, las cacas que irán poco a poco cambiando y haciéndose de color amarillo, que moja los pañales, y que gana peso.

7. No siempre busques el problema en ti : Sabías que muchas veces cuando no notas una succión correcta es porque existe algún problema anatómico en la boca de tu bebé?

En la anquiloglosia, la lengua sujeta en exceso al suelo de la boca por un frenillo sublingual corto.

Estos bebés se pasan mucho tiempo mamando y da la sensación de que nunca consiguen saciarse. Es otro de los motivos por los que no se consigue una lactancia satisfactoria. Lo cierto es que resulta conveniente que un profesional valore el frenillo de tu bebé y en caso de dificultad, se procederá a una frenotomía.

8- Todos los pechos son aptos para amamantar, independientemente del tamaño o forma del pezón. Hay muchas soluciones para mamás con pezones planos o invertidos… No dejes que nadie te impida amamantar a tu bebé por esta causa.

Es importante que sepáis que el principal estímulo para la producción de leche es la succión del bebé, por ello, cuantas más veces mame, más cantidad de leche se producirá. La leche NO SE ACABA: cuanta más toma el bebé, más produce la mamá.

9- El aprendizaje del bebé: TODOS los bebés son diferentes, por lo cual, no todos aprenden al mismo ritmo. No hagas caso a lo que te dice tu amiga o tu vecina, ni pienses que tu bebé es raro por no seguir el mismo ritmo. Todo proceso de aprendizaje conlleva su tiempo…Cuantas más oportunidades tenga para mamar, antes aprenderá.

10. Extracción de calostro: Hasta conseguir una toma eficaz se recomienda que la madre se extraiga calostro para estimular y mantener la producción de la leche y se la ofrezca al recién nacido con jeringa.

NOTA IMPORTANTE: En caso de que sea necesario, se pueden instilar gotitas de leche materna en la boca del recién nacido para estimular y mantener la succión. La administraciónse puede hacer mediante jeringa, cuentagotas o sonda adosada al pecho.

11. Por qué no hacer colecho? Claro que sí!! La evidencia científica nos dice que el colecho en la maternidad aumenta el número de tomas (tanto si la mamá comparte la cama con el bebé como si se utiliza la cuna sidecar). De esta manera, aumentarán las tomas y con ello, la producción de leche.

Me encantaría leeros en comentarios así que os animo a que escribáis aquí debajo contando vuestra experiencia. ¡Os leeré a todas detenidamente!

Related Posts